Explorando la tabla periódica: el arsénico

PorRafa Mata

Explorando la tabla periódica: el arsénico

Empecemos por una conversación que podríamos escuchar en cualquiera de nuestras aulas:

  • Hola, es la primera vez que vengo, mañana tengo examen de la tabla periódica y no entiendo nada.
  • Vale, pues vamos a ir repasando todo poco a poco. Primero: ¿Qué es la tabla periódica?
  • Bueno, pues es como su nombre indica una tabla/sistema/esquema donde están dispuestos ordenadamente elementos… venga, acaba tú la frase, ¿qué tipos de elementos?

La respuesta a esta pregunta es elementos químicos, y para que no nos pase como a nuestro alumno imaginario, tenemos dos opciones: la primera es estudiar antes para los exámenes…

(¡NO ESPERES AL ÚLTIMO MOMENTO PARA VENIR!
SI TIENES DUDAS ESTAMOS AQUÍ PARA RESOLVERLAS)

y la segunda explica el motivo de esta nueva serie de posts en nuestro blog. Queremos despertar en ti ese interés por aquellas cosas que aprendéis en el colegio/instituto de forma práctica y a través de curiosidades.

En el caso de la tabla periódica, podríamos no acabar nunca con todas las curiosidades que se le pueden extraer. Pero vamos a empezar simplemente introduciendo uno de los muchos elementos químicos que hay en ella y que todos conocemos a través de películas y libros… el arsénico.

Como muchos recordaremos de películas de Agatha Christie, el arsénico presentado en la tabla periódica de la figura es un veneno popularmente conocido. ¡Ah! Puedes consultar la tabla periódica de la imagen en: http://elements.wlonk.com/ElementsTable.htm.  Se trata de una página interactiva creada por Keith Enevoldsen donde podéis explorar todos los elementos químicos que hay y dónde podemos encontrarlos en nuestro entorno. ¡Totalmente recomendable!

 

Volviendo al caso, aunque se ha sabido desde hace bastante siglos que beber arsénico (o compuestos con arsénico) era letal, hubo un tiempo donde se pensaba que este sólo podía matar únicamente si lo ingerías/bebías/comías. ¡Como ejemplo de un personaje histórico famoso que se cree que fue víctima del arsénico tenemos al propio Napoleón Bonaparte! Y más que habrá habido… muchas veces se confundían sus síntomas con enfermedades ya que no tiene sabor ni olor al tomarlo. Algunos autores lo conocen como “el polvo de la herencia” porque podía añadirse a la bebida de algún pariente no deseado para apresurar su muerte y así heredar antes.

Aunque, como hemos dicho, ya se sabía que al tomarlo era letal, se desconocía que estar expuesto a él también podía envenenarte, porque podías inhalar sus partículas o absorberlas a través de la piel. Y he aquí la curiosidad principal de nuestro post: se desconocía hasta tal punto que la presencia de arsénico en nuestro entorno era mala, que se usó durante la época victoriana en nada más y nada menos que…¡en el papel de las paredes de las casas!

Resulta que para dar algunos colores vivos en estos papeles, como por ejemplo el verde llamado verde de Scheele y verde de París, se utilizaban compuestos de arsénico que además eran muy baratos de producir. También se utilizaron en otras aplicaciones, como telas, muebles o juguetes, pero el uso extensivo de arsénico en los papeles pintados fue mucho mayor: una investigación realizada por la American Medical Association arrojó que alrededor del 64% de los papeles producidos en Estados Unidos contenía hasta tres veces el valor permitido de arsénico en estas aplicaciones.

Dentro de este panorama, en 1874 un químico llamado Robert M. Kedzie elaboró un libro llamado  Shadows from the walls of death (Sombras de las paredes de la muerte) que alertaba de este problema, y dónde incluyó muestras de estos papeles. Se publicaron alrededor de 100 ejemplares pero no duraron mucho en el mercado

¿Por qué creéis que fue?

Resulta que el propio libro se había convertido en un peligro. Al contener las muestras de los papeles pintados que contenían arsénico, el libro se había convertido de esta forma en un objeto que era venenoso de por sí.

Al final se acabaron retirando y destruyendo casi todos los libros. En la actualidad sólo se conservan 4 y hace no mucho la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos digitalizó uno de ellos para poder consultar sin peligro para nuestra salud. Para ello se tuvieron que tomar medidas especiales, como estar en un ambiente controlado, llevar guantes especiales y por supuesto…no chuparte los dedos al pasar de página 😉

Esperamos que os hayamos despertado un poco de interés por aprender más sobre la tabla periódica, los elementos que hay en ella o cómo se utilizan o han utilizado en la historia. Si os ha gustado y queréis APRENDER más y APROBAR vuestros exámenes, ya sabes dónde encontrarnos:

http://www.thedoctoracademy.com/

 

Si queréis leer más artículos sobre este tema:

https://www.bbc.com/mundo/noticias-44216661

https://www.atlasobscura.com/articles/shadows-from-the-walls-of-death-book

https://www.lib.umich.edu/blogs/lost-stacks/librarys-most-dangerous-book

 

Post escrito por Laura Mercadé, profesora de TDA.

About the author

Rafa Mata administrator

Deja un comentario